Oraciones

Señal de la Cruz

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios nuestro.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén

Credo de los Apóstoles

Creo en Dios Padre Todopoderoso,
creador del Cielo y de la Tierra,
y en Jesucristo su único Hijo, Nuestro Señor,
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo;
nació de Santa María Virgen,
padeció bajo el poder de Poncio Pilatos,
fue crucificado, muerto y sepultado,
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos;
subió a los Cielos,
y está sentado a la diestra de Dios Padre Todopoderoso;
desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo,
en la Santa Iglesia Católica,
en la comunión de los Santos,
en el perdón de los pecados,
en la resurrección de la carne,
y en la vida eterna.
Amén

Padre Nuestro

Padre nuestro, que estás en el Cielo,
santificado sea tu nombre;
venga a nosotros tu Reino;
hágase tu voluntad, así en la Tierra como en el Cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
perdona nuestras ofensas
como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden;
no nos dejes caer en tentación
y líbranos del mal.
Amén

Ave María

Dios te salve, María,
llena eres de gracia.
El Señor es contigo.
Bendita tú eres entre todas las mujeres,
y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.
Santa María, Madre de Dios,
ruega por nosotros, pecadores,
ahora y en la hora de nuestra muerte.
Amén

Gloria

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo,
como era en el principio,
ahora y siempre,
por los siglos de los siglos.
Amén

Salve

Dios te salve, Reina y Madre,
Madre de Misericordia,
vida dulzura y esperanza nuestra.
Dios te salve.
A ti clamamos los desterrados hijos de Eva,
a ti suplicamos gimiendo y llorando
en este valle de lágrimas.
Ea, pues, Señora abogada nuestra,
vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos,
y después de este destierro
muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre.
¡Oh clemente! ¡Oh piadosa!
¡Oh dulce Virgen María!
Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios
Para que seamos dignos de alcanzar
las promesas de nuestro Señor Jesucristo.
Amén

Oración de Fátima

Pedida por la Virgen María en las apariciones de Fátima:

“Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados: sálvanos de los fuegos del infierno, conduce nuestras almas hacia el Cielo, especialmente aquellas más necesitadas de Tu Misericordia.”

Letanías Lauretanas

Madre de Gracia

V. María, Madre de Gracia, Madre de Misericordia.
R. En la vida y en la muerte ampáranos, Gran Señora

V. Señor, ten misericordia de nosotros
R. Señor, ten misericordia de nosotros

V. Cristo, ten misericordia de nosotros
R. Cristo, ten misericordia de nosotros

V. Señor, ten misericordia de nosotros
R. Señor, ten misericordia de nosotros

V. Cristo, óyenos
R. Cristo, óyenos

V. Cristo, escúchanos
R. Cristo, escúchanos

V. Dios, Padre celestial
R. Ten misericordia de nosotros
V. Dios Hijo, Redentor del mundo
R. Ten misericordia de nosotros
V. Dios Espíritu Santo
R. Ten misericordia de nosotros
V. Trinidad Santa, un solo Dios
R. Ten misericordia de nosotros

V. Santa María
R. Ruega por nosotros

Santa Madre de Dios…
Santa Virgen de las vírgenes…
Madre de Cristo…
Madre de la Iglesia…
Madre de la divina gracia…
Madre purísima…
Madre castísima…
Madre virginal…
Madre sin mancha…
Madre inmaculada…
Madre amable…
Madre admirable…
Madre del Buen Consejo…
Madre del Creador…
Madre del Salvador…
Virgen prudentísima…
Virgen digna de veneración…
Virgen digna de alabanza…
Virgen poderosa…
Virgen clemente…
Virgen fiel…
Espejo de justicia…
Trono de sabiduría…
Causa de nuestra alegría…
Vaso espiritual…
Vaso digno de honor…
Vaso insigne de devoción…
Rosa mística…
Torre de David…
Torre de marfil…
Casa de oro…
Arca de la alianza…
Puerta del Cielo…
Estrella de la mañana…
Salud de los enfermos…
Refugio de los pecadores…
Consuelo de los afligidos…
Auxilio de los cristianos…
Reina de los Ángeles…
Reina de los Patriarcas…
Reina de los Profetas…
Reina de los Apóstoles…
Reina de los Mártires…
Reina de los Confesores…
Reina de las Vírgenes…
Reina de todos los Santos…
Reina concebida sin pecado original…
Reina elevada al Cielo…
Reina del Santísimo Rosario…
Reina de la paz…

V. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo
R. Perdónanos, Señor
V. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo
R. Escúchanos, Señor
V. Cordero de Dios, que quitas los pecados del mundo
R. Ten misericordia de nosotros
V. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Oremos:
Te suplicamos, Señor, que derrames tu gracia en nuestras almas para que los que, por el anuncio del ángel, hemos conocido la Encarnación de tu Hijo Jesucristo, por su Pasión y Cruz, seamos llevados a la gloria de su Resurrección. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor
Amén

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *