Vivir con devoción: un reto espiritual

Sagrado Corazón de Jesús

Nuestros amigos de Radio Metanoia compartieron en Facebook esta imagen muy apropiada para junio, mes del Sagrado Corazón de Jesús, que nos indica cuatro maneras en que podemos vivir a plenitud esta devoción. Vamos a desarrollar un poco estas cuatro ideas:

1. Confiar inmensamente en el Sagrado Corazón de Jesús

Existe una preciosa canción del grupo mexicano Jésed que habla de la confianza en el Sagrado Corazón. El mensaje contenido en la letra es muy llamativo, como podemos ver en este fragmento:

“No habrá confusión que dure por siempre,
yo sé en quien he creído,
y mi esperanza no será defraudada;
Pues Tu has dicho,“si quieres agradarme, confía en mí;
si quieres agradarme más, confía más, inmensamente más”

A Dios, como buen padre, le gusta que confiemos en El, en su plan y en su bondad para con nosotros, sus hijos. A menudo enfrentamos situaciones que escapan de nuestras manos, exigiéndonos paciencia, serenidad y humildad, y recordándonos nuestras propias limitaciones; son oportunidades muy buenas para aprender a confiar más en el Sagrado Corazón de Jesús.

Puedes escuchar “Confío en Ti” de Jésed aquí:

2. Ofrecer oraciones, sacrificios, misas, y nuestra comunión como desagravio

Tristemente, no todos comprenden la magnitud de la bondad y el amor del Corazón de Jesús, despreciándolo y blasfemando contra El, hiriéndolo una y otra vez. La devoción al Sagrado Corazón busca también reparar y desagraviar este dolor, en lo pequeño y en lo grande. Podemos, por ejemplo, rezar constantemente durante el día la oración que el ángel enseñó a los pastorcitos de Fátima:

“¡Dios mío, yo creo, adoro, espero y te amo! ¡Te pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan, no te aman!”

Actos cotidianos tales como pequeños sacrificios o renuncias a nuestras comodidades, podemos también ofrecerlos en desagravio por todas las ofensas que recibe el Corazón del Señor. Podemos asimismo asistir a misas de desagravio, por ejemplo, el primer viernes de cada mes, y nuestra comunión puede ser también una ofrenda de desagravio.

Eucaristia

3. Imitar a Jesús en su bondad y humildad

Es bien sabido que es mucho más fácil hablar que actuar. Pero si queremos que nuestra devoción al Sagrado Corazón de Jesús sea más auténtica y transforme nuestras vidas, no podemos quedarnos en palabras; necesitamos obrar siguiendo el ejemplo que nos dio el Señor Jesús, con bondad y humildad. Cada persona puede hallar en su vida muchísimas maneras de hacer esto, por lo que sólo enlistaremos algunos ejemplos:

  • Dar alimento o vestimenta a alguien que no tiene
  • Visitar a un familiar que se encuentre solo, triste o enfermo
  • Hacer una donación material a una institución que ayude a personas necesitadas, como puede ser un hospital, albergue o refugio
  • Perdonar a alguien que nos haya insultado o calumniado
  • Ejercitar nuestra paciencia y comprensión con un adulto mayor

¡Realicemos estos actos de bondad ofreciéndolos al Sagrado Corazón de Jesús, en desagravio por todas las ofensas que recibe a diario!

4. Honrar la imagen del Sagrado Corazón de Jesús

Es bueno y recomendable que tengas recordatorios del Sagrado Corazón de Jesús si quieres vivir esta devoción. Una imagen en tu hogar, en un lugar que con frecuencia veas, como por ejemplo, la puerta de tu habitación o de tu casa, te recordará constantemente la fe que quieres vivir y te inspirará a esforzarte en ser cada día más devoto. El Apostolado del Rosario en Familia te comparte este afiche, que puedes imprimir para tenerlo en tu hogar o trabajo para recordar a lo largo del día el amor que el Sagrado Corazón de Jesús tiene por ti. Cada vez que lo veas, ¡rézale, pídele por tus necesidades, ofrécele tus luchas y dificultades como consuelo por los pecados de los hombres!

Poster Sagrado Corazon

Descarga este afiche e imprímelo para colocarlo en un lugar visible de tu hogar o lugar de trabajo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.